Consumidores en la Era Digital

¿Cómo se mueve el cliente del siglo XXI? ¿Qué lo motiva? ¿Con qué se compromete? Nunca tuvimos tanta información acerca de los compradores como ahora. Los consumidores de la era digital son más exigentes que nunca, ¿estamos preparados para ellos?

Smartphone sostenido con la mano que muestra una tienda online de comida
Marketing Digital

Belén Romero

30-09-2021

Hace tiempo que vemos cambios en los patrones de comportamiento de los clientes, sin embargo, pandemia mediante, en el último año estos cambios se profundizaron, estamos frente a clientes más digitales que nunca, pero a su vez más humanos, anhelando experiencias que trasciendan las operaciones comerciales.

Ante este cambio de escenario ya no alcanzan viejas estrategias de segmentación y mucho menos aquellas campañas de marketing, generalmente agresivas, que sólo querían impactar al mayor número de personas para persuadirlas de comprar un producto.

Nuestro cliente moderno no se limita a realizar compras, participa activamente en la construcción y mejora de los productos de nuestras marcas, nos habla y le habla al mundo de nosotros, ejerce una influencia real sobre la intención de compra de otras personas con sus mismos gustos.

La generación digital

Las generaciones actuales están constantemente conectadas, no esperan que las cosas sean inmediatas, lo dan por sentado y desean, con un clic, obtener aquello que buscan; la realidad es que nadie o casi nadie de esta generación quiere, por ejemplo, esperar a que le respondan con el precio de algo que ya sabe que quiere, si no puede obtenerlo con un clic, pues se va a otro sitio que sí lo ofrezca, sin embargo no se trata solo de la inmediatez, si de eso se tratara no estaríamos pensando todo el tiempo en la siguiente estrategia para atraerlos.

En una era en que la buena atención y la rapidez de entrega de los productos se da por sentado, el factor diferencial ante la generación digital, serán entonces, las emociones; para ello son necesarias estrategias centradas en el cliente, donde cada punto de contacto que tengamos con él será clave para tocar sus emociones y la suma de todas esas experiencias formará su percepción de nuestra marca.

Online y Offline

Somos seres sociales por naturaleza y la tecnología vino a facilitar la conexión con personas de diversos intereses, ubicaciones geográficas, etc., las marcas tienen así una oportunidad enorme de ser parte de la vida de sus seguidores, fomentando desde sus redes la creación de comunidades en torno a ellas, que ofrezcan sentido de pertenencia y conecten con las emociones de sus clientes.

El 2020 nos alejó del contacto humano, sin embargo esto no quiere decir que el mundo offline dejará de existir, al contrario, ya vemos como poco a poco en el regreso a una especie de normalidad, los clientes sienten más que nunca la necesidad de experiencias fuera de línea, una vez más las marcas se encuentran ante el desafío de crear experiencias, esta vez híbridas, que tomen lo mejor del mundo online y offline para seguir siendo parte de la vida de sus seguidores y sobre todo seguir creando emociones que conectan.

Posts relacionados

Volver al listado de Articulos